domingo, 13 de agosto de 2017

1. Mis Cinco Mejores Películas de...

Western.


No creo que nadie por muy erudito que sea en el mundo del cine, pueda elaborar una lista ecuánime de películas, temas, actores, etc., porque siempre faltarían algunas para él y para otros habría que cambiarlas todas. No obstante, bajo la premisa de que hay gustos para todo, cada uno puede jerarquizar sus preferencias, y éstas, siempre merecerán todos los respetos del resto de cinéfilos. Dicho lo dicho, estamos ante un género suficientemente consolidado en el espacio fílmico, y decisivo en la historia del cine, pues en 1903 el cineasta Edwin S. Porter, colaborador en el estudio de Thomas Alva Edison, realizó el primer western del cine como narrativa en imágenes, siendo también a su vez, el primer montador de imágenes tomadas en diferentes localizaciones y en diferentes momentos, paso fundamental (el montaje), en la consecución de una historia coherente. La película se tituló The Great Train Robbery (Asalto y robo al tren), tenía una duración aproximada de 10 minutos y constituyó un gran éxito de público y crítica, lo que contribuyó a la rápida proliferación de nickelodeones, pequeñas salas de proyección cinematográfica, en todo el territorio de EEUU.
Me he fijado un tope de cinco películas porque aunque lo hubiera hecho con 10 ó 20, mi problema de elección se habría multiplicado por 3 ó 4 y tampoco solucionaría lo que a todas luces no ofrece posibilidad de continuidad, mejora o acierto fidedigno.
Cuando se nombra la palabra Western, a todos los cinéfilos nos viene inmediatamente (o, por lo menos a mi me pasa) a la mente dos nombres John Ford y John Wayne, ambos artífices de los momentos más memorables del cine del oeste.
Ford había comenzado en 1917 a narrar historias (mudas) ambientadas en el oeste, con el carismático Harry Carey de protagonista, filmando más de 35 películas dedicadas a este tema, donde la mayoría son de una gran calidad. En cuanto a Wayne, conocido en el mundo del cine como The Duke (El Duque), había comenzado precisamente en el western en 1926, protagonizando como secundario, una película titulada El Asalto al Tren Expreso (una coincidencia casi exacta con el nombre del primer western de la historia antes nombrado) y, ya, su carrera fue una sucesión de buenos personajes en los cuales dejo su impronta para la eternidad.
Pero no tenemos que olvidar a otros clásicos y excelentes directores y actores: Fred Zinnemann, Gary Cooper, Anthony Mann, James Stewart, Howard Hawks, Kirk Douglas, Michael Curtiz, Errol Flynn y una casi infinita pléyade de estrellas.
En cuanto a títulos, son tantos y tan buenos que se hace imposible nombrarlos a todos: Río Lobo, El Dorado, El Último Tren a Gun Hill, El Árbol del Ahorcado, Por Un Puñado de Dólares, El Jinete Pálido y las más modernas Silverado, Tombstone: La Leyenda de Wyatt Earp o El Tren de las 3:10.

Mis Cinco Mejores Películas de Western.





Para mi, el mejor western y una de las mejores películas de la historia del cine.
La búsqueda de una muchacha raptada por los indios, se convierte también en la búsqueda de la propia identidad, de la reflexiva cuestión de plantearnos quienes somos y porque actuamos como lo hacemos, en definitiva, de cómo vivimos. A veces es doloroso y nos obliga a perdonarnos a nosotros mismos, por un sencillo y a la postre humano motivo: alcanzar la madurez.
Por otro lado John Ford, está presente en cada fotograma para impregnarlo de su singular visión cinematográfica, a parte de darnos un buen paseo por Monument Valley, una de sus grandes pasiones.
John Wayne está magnífico, al igual que el joven Jeffrey Hunter. Jamás olvidaré el alarde fordiano con que termina la película: cámara situada dentro de la casa y a contraluz, John Wayne, enmarcado por el dintel de una puerta, se va alejando, mientras la puerta se cierra dejando la pantalla en negro. El The End más logrado de la historia del cine.
Magistral de principio a fin.



Calificación:





Intentar descubrir a estas alturas a Clint Eastwood, por decir algo, no es serio, por ello, daré solo unas pinceladas con motivo de este singular pero magnifico western.
Iniciado en el spaghetti western, de la mano de su mentor Sergio Leone, con el que realizó 3 grandes western, supuso su lanzamiento al estrellato, que unido a su talento interpretativo le aupó rápidamente a ser disputado por directores "más afamados". Poseedor de un carismático porte y un frío control de los personajes, estas cualidades, le posibilitaron la creación de implacables tipos, como Harry Callahan, antes de dar el salto tras las cámaras, cuestión esta, por la que todos los aficionados le estamos muy agradecidos. Eastwood, pulió sus personajes de oeste de antaño, sin desposeerlos de su interés, basado en una ambigüedad casi kafkiana: un asesino que hace el bien. En efecto, el forastero de Infierno de Cobardes, Josey Wales de El Fuera de la Ley, el predicador de El Jinete Pálido o William Munny de esta excelente Sin Perdón, pertenecen a la misma tipología personal y sentimental, sin alma, pero razonablemente bueno y frío calculador, para llevar a cabo sus designios, que tanto gusta al público y, que a menos que te descuides, te atrapa y no te deja ni rechistar.
Sin Perdón es, un brillante cierre a una tetralogía incuestionable.
Magnifica aportación de actores, con una ambientación y puesta en escena impecable, y otro gran final, como corresponde a los grandes maestros.



Calificación:





Una película sobre los códigos ético, de honor y humano, que inunda la pantalla con personajes que en su disparidad, crean una trama cuya verosimilitud asombra a medida que el film avanza. Contada como un relato del abogado encarnado por James Stewart, tiene momentos memorables logrados por la implicación de sus protagonistas. John Ford, volvió a las andadas, con otro western para la posteridad, repleto, si se me permite la expresión, de misticismo, y un claro objetivo: la muerte del forajido Liberty Valance, es a su vez, la muerte del viejo oeste.



Calificación:




Solo Ante el Peligro, es punto y aparte. Fred Zinnemann, logra crear con un solo personaje una tensión que transmite al espectador, a cada segundo de una "interminable" espera. Will Kane es un sheriff de un pequeño pueblo del oeste americano, amenazado por un asesino al que él mandó a la cárcel, y que tras su puesta en libertad, ha jurado venganza.
Nadie en el pueblo le ayudará y hay un tren que trae al asesino, para matarlo.
Los momentos de espera y tensión, no son solo eso, son los que encumbran al héroe, al hombre atrapado entre su responsabilidad y su temor a que su mundo se desplome (él está recién casado con Amy, su joven esposa interpretada por Grace Kelly), pero el bien debe de prevalecer, no para satisfacción del público, sino como medio de preservar a la humanidad de los avatares que la amenazan.
Gary Cooper, el larguirucho como era conocido entre sus amigos, borda un personaje sobrio a la vez que elegante, como a él le gustaba que le viera su público. A partir de esta película, los hombres de bien que quedan "colgaos" por sus propios vecinos, fueron en aumento en la filmografía no solo del western, sino incluso en el campo de la ciencia ficción, que se permitió el lujo de rehacerla en la correcta Atmósfera 0, con protagonismo de otro grande, Sean Connery.



Calificación:




Cuando dos actores de la talla de Kirk Douglas y Anthony Quinn se enfrentan ante las cámaras y del otro lado esta un artesano de la imagen como es John Sturges, autor entre otras de las inspiradas Conspiración de Silencio, Duelo de Titanes, Los 7 Magníficos o La Gran Evasión, por nombrar algunas de su amplio catálogo de realizaciones, solo podemos esperar un film lo suficientemente sólido y eficaz, para lograr que la historia logre ser veraz. Analizándola planamente, la trama es sencilla: Matt Morgan (Kirk Douglas) es un sheriff y Craig Belden (Anthony Quinn), son dos viejos amigos, cuyas vidas vuelven a cruzarse, por el trágico asesinato de la mujer del sheriff a manos del hijo de Craig y sus amigos. Matt jura llevar a los asesinos ante la ley, con la oposición de Craig. También hay un tren (como casi todas las películas del western que se precien) y también hay una hora, las 21:00, y una lucha contra el reloj, donde cada uno jugará sus bazas. 
La actuación de Kirk Douglas, de un hombre abatido por la tragedia y defensor de la ley y la justicia, hasta el punto de no maltratar a quien poco antes ha matado brutalmente a su esposa, es soberbia: su mirada sombría y triste, es a la vez una confesión de su dolor interno y la llama que mantiene firme en su mano la escopeta de dos cañones con que apunta al homicida. En el otro lado, Anthony Quinn, nos muestra su desesperación ante el grave crimen de su hijo, su sentido de protección paterno y el quebrantamiento de la justicia que esto le supone. Tour de force de dos de los grandes de Hollywood, con un final de antología, que ya es un clásico.



Calificación:



© francisco javier costa lópez

jueves, 10 de agosto de 2017

1. Íconos

Marlon Brando. 1924 - 2004.




Gran actor norteamericano, mundialmente conocido por su porte y calidad interpretativa, aunque a veces se le ha calificado de demasiado histriónico.

Mi Lista de sus Cinco Mejores Películas.


Tremendo drama y genial interpretación de Brando, que nos deja con la boca abierta.
Con momentos de gran tensión, un film de los que hacen afición.

Calificación:


Brando interpreta a Marco Antonio. Pero fue más allá: Marco Antonio fue Marlon Brando.
Excepcional adaptación de la obra de Shakespeare, en manos de un
gran director de actores: Joseph Leo Mankiewicz.

Calificación:


La única película dirigida e interpretada por Marlon Brando, supuso la creación de un
personaje frío y de mente calculadora; Johnny Río. Dedicado al robo y pillaje, tras una emboscada, su abyecto
compañero, un sobrio Karl Malden que ya había actuado con él en La Ley del Silencio, lo abandona a su suerte
por lo que es capturado y encarcelado. Historia de venganza y redención, Brando obtuvo un registro
de gran calidad, forzado a veces (como fue su costumbre), pero solvente y lleno de matices.
Calificación:

Aunque esta película, anda a remolque de su predecesora del mismo título protagonizada por unos inmensos
Charles Laughton y Clark Gable, se salva también gracias a sus tres protagonistas principales y el aporte de color,
que le viene como anillo al dedo para mostrar todo el exotismo de las paradisíacas playas de Tahití.
Marlon Brando se enamoró de Tarita (con quien aparece en el afiche) durante el rodaje de la película y
con la que contrajo matrimonio meses después.

Calificación:

El caso de El Padrino, es aparte. Ensalzada por unos y vilipendiada por otros, se trata en mi opinión,
de una buena película con excelentes actores y ambientación, pero que se ve lastrada en varias
fases por un ritmo excesivamente retórico y una brutal violencia demasiado explícita.

Calificación:

© francisco javier costa lópez

martes, 8 de agosto de 2017

40. Mis Mejores Poemas Para Ti

Vencerse.


Cortesía de Pixabay.com - Foto: Bernd Hons



Vencerse



Cuando la noche margina sueños,
cuando late desesperadamente,
cuando en sus caminos
se pierde la magia de una mirada
y las campanas solo cantan silencios,
el poeta sufre,
se descarna, y
espera el amanecer,
venciendo sus deseos
de destruir la noche.



© francisco javier costa lópez

lunes, 7 de agosto de 2017

6. Martes de Opinión

Confucio. Las Analectas. ¿Humanidades 550 Años Antes de Cristo?




Sin entrar en el aspecto discursivo de las humanidades, cuestión esta que por su complejidad no es objetivo de este artículo, si comentaré, según mi opinión, que el declive de sus enseñanzas en los estudios académicos básicos, conlleva un detrimento de la sociedad en cuanto a sus valores más innatos, más necesarios y más útiles para todos. Una sociedad sin principios básicos, es un rulo sin control que todo lo aplasta. Ante el feroz avance del todo vale existe un retroceso en los valores, que hoy, algunos ni se plantean. Mentir o mentirse en la ambigüedad, como he oído por ahí, de que somos muchos, de que madurar es cuestión de tiempo o que la mediocridad no es alarmante, es hacerle un flaco favor a una sociedad que hoy en día camina desbocada y sin freno.
En la España del Siglo XXI, somos los últimos de Europa en los programas educativos primarios y de bachillerato, pero somos los primeros en prepotencia. Nuestra gran mayoría de alumnos más jóvenes, desconocen quién es Cervantes, Goya, Velázquez, Manuel de Falla, Quevedo, Ortega y Gasset, Isaac Peral, Juan de la Cierva, Serrat, Picasso, Alberti... y una larga lista sin salir del territorio nacional, que aún hay que completar con el resto del mundo, hasta hacerla casi infinita. Y todavía es peor: preguntados por sus obras, la mayoría no las conoce, o las conoce de oídas. Hoy la lectura, ha quedado relegada, peor aún, suplantada por los grandes avances tecnológicos que todo nos dan y mucho nos quitan, y una sociedad sin lectura, es una sociedad sin escritura: me basta leer alguno de los escritos de nuestros alumnos para llegar a esta certeza y a esta decepción.
Recuerdo los famosos dictados, que el profesor nos hacía con frases pegadizas, pero solventes en su eficiencia ortográfica: la bacía del barbero, está vacía. ¡Cuántas veces tuve que copiar la bacía del barbero se escribe con b! Sin embargo, a partir de la edad de 8 años, sabía leer y escribir correctamente y, por decir un dato que lo mida, con un 90% de corrección. Y había leído El Quijote 3 ó 4 veces, El Lazarillo de TormesHistoria de la vida del Buscón llamado don Pablos, sabía la autoría de las pinturas de Los Fusilamientos del 2 de Mayo y de La Rendición de Breda (Cuadro de las Lanzas), había oído El Sombrero de Tres Picos, me había dejado embaucar por las tesis de La Rebelión de las Masas, había visto el Submarino de Peral situado en la Plaza de los Héroes de Cavite de Cartagena, sabía lo que era un Autogiro y que este no era un Helicóptero, había oído hasta aprendérmela de memoria, hasta amarla con pasión, la canción Mediterráneo, había visto el Autorretrato de Picasso (por aquel entonces El Guernica, ni estaba en España ni se podía hablar de él, por razones obvias), y intuía porqué Se equivocaba la Paloma...
Por mi parte, no creo descubrir nada nuevo, pero si es bueno consultar de vez en cuando a los estudiosos de las cosas de la vida, que durante siglos, han depurado sus enseñanzas para hacérnoslas llegar y , que por lo menos, las leamos y, mejor si cabe, que aprendamos algo de ellas.
Es el caso de Confucio (K'ung-fu-tzu, literalmente «Maestro Kong». 551 a 479 a. C.), nacido en Lu, hace 2568 años, que nos dejó para la posteridad multitud de enseñanzas, que aún conservan su pleno valor moral y educativo. Su libro más estudiado es las Analectas, transcripción más o menos literal de los debates con sus discípulos, las preguntas de ellos y las contestaciones y explicaciones del maestro. Murió en la ciudad de Lu y fue enterrado en Qufu (Shandong). La residencia familiar, el templo y cementerio de Confucio, fueron declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1994.
Por medio de un excelente poeta americano, Ezra Pound, pude conocer una traducción de algunos fragmentos de su obra Analectas, de las que entresaco para general conocimiento las  siguientes:

Del libro segundo.

XV
  • Confucio dijo: la investigación de los hechos falta de pensamiento es una pura trampa y un enredijo; el mero pensamiento sin datos suficientes, una temeridad.

XVIII
  • Dijo: Yu, ¿quieres una definición de saber? Saber es poner en práctica lo que se sabe, y cuando no se sabe, no tratar de aparecer como que se sabe, eso es saber.

Del libro cuarto.

XI
  • El hombre cabal se ocupa de examinar su conciencia y actuar de acuerdo con ella; el mediocre se ocupa de sus propiedades, el hombre superior, de la legalidad, el hombre insignificante, de conseguir favores.
XV
  • Dijo: no preocupado de perder el puesto, sino de estar capacitado para desempeñarlo; no preocupado por ser desconocido, sino por hacer algo digno de conocerse.

Del libro sexto.

XXV (3)
  • No tener y pretender tener, estar vacío y presumir de plenitud, ser un tacaño y dárselas de liberal: así es difícil alcanzar la consistencia.

Del libro octavo.

XIII
  • Cuando un Estado funciona bien, la pobreza y el desprestigio son motivos de vergüenza; cuando un Estado está en desbarajuste (i. e. mal gobernado, bajo un gobierno corrompido), la riqueza y los honores son la vergüenza.

Del libro undécimo.

XV
  • Tze-Kung preguntó: ¿Quién es mejor, Shih o Shang? Él dijo: Shih se pasa de la raya, Shang no llega a la raya. Tze dijo: ¿Entonces Shih es el mejor? Él dijo: es lo mismo pasarse que no llegar.

Del libro duodécimo.

XVII
  • Chi K'ang preguntó sobre el gobierno. Kung (Confucio) dijo: gobernar es corregir. Si el gobernante es correcto, ¿quién va a ser incorrecto?

Del libro decimotercero.

XII
  • Dijo: con gobiernos honrados en una generación se produciría la consiguiente humanización del pueblo.

Del libro decimocuarto.

XXXV
  • Dijo: un caballo no es de primera calidad por su fuerza, sino por una feliz combinación de cualidades.

Del libro decimoquinto.

XVII
  • Dijo: de la substancia de la justicia el hombre honrado hace sus obras. (Aliter¹: el hombre honrado hace sus actos con la substancia de la equidad).
    (Como en las últimas palabras de Ta S'en: el tesoro de un Estado es la honradez. El capital del Estado es la honradez. La riqueza de un Estado es su honradez. La prosperidad de un pueblo es la honradez de su gobierno).
    ¹ Dicho de otro modo; Otra forma de decirlo.
Estos son algunos fragmentos entresacados de una obra magnánima y totalmente vigente hoy en día, y si no, podríamos preguntárselo a la clase política, al gobierno... pero eso... eso es otra historia.


© francisco javier costa lópez

domingo, 6 de agosto de 2017

3. Mis Mejores Fotos Para Ti

Alcantarilla (Murcia). Rueda de la Noria. Siglo XV.





Arcos y asentamiento del eje de la rueda. Esta parte de la arquitectura,
es la original que data del siglo XV, aunque la rueda primitiva, fue sustituida
varias veces para paliar los problemas de desgaste de las anteriores.
La actual rueda, es metálica y se construyó en los talleres de
Sociedad Metalúrgica Naval y Terrestre de Alicante, siendo instalada en 1956.

Foto tratada con procedimiento HDR.
07.11.2010 - CANON EOS 400D

sábado, 5 de agosto de 2017

31. Estos Son los Mejores Vídeos Para Ti

The Beatles. Abbey Road. Something. 1969.





Una maravillosa melodía, sencilla y apasionada.





Calificación:

6. Mi Música Preferida

The Beatles. Abbey Road. 1969.




Si los anteriores LP del grupo, ya había sido grandes éxitos en todo el mundo, aún quedaba por llegar el que sería a la postre el último disco de estudio de la banda. The Beatles se diluía en los problemas internos de sus componentes, cuyas disputas hicieron imposible la reconciliación que todos los fans deseabamos, pero ya no funcionaban conjuntamente, debido al liderazgo impositivo de McCartney secundado por Lennon, dejando a Ringo y Harrison en casi el anonimato, que en el caso de Harrison era desmedido, pues soy de los que piensan que era el mejor de ellos, pues suyos son los mejores y míticos temas de la banda, como por ejemplo los dos que figuran en este disco: Something y Here Comes the Sun
Varias de las canciones incluidas en este LP, fueron grabadas en estudios privados, pero el montaje final se hizo en el estudio que el sello discográfico EMI tenía en Abbey Road. La idea de la foto de la portada, fue improvisada, organizada y resuelta por los estudios Apple Records. Esta se ha convertido en un ícono multitud de veces versionada, aunque al principio nadie consideró su mensaje gráfico y sus posibilidades comunicativas, no obstante, la calle quedó inmortalizada en ese momento y posteriormente elevada a la categoría de Monumento Cultural e Histórico, incluso EMI cambió su denominación pasando a llamarse Estudios Abbey Road.
En su conjunto, como queda dicho, este trabajo está considerado como el más completo y el de mayor calidad de la carrera de The Beatles. La cara B, a partir del corte nº 3 You Never Give Me Your Moneyes un extenso medley de varias canciones sin terminar o en fase de composición, ordenadas y mezcladas según el criterio de McCartney con la ayuda orquestal de George Martin, que sin duda consiguieron, según la crítica mundial, la mejor cara B de la historia de la música. La duración de la mezcla, sobrepasa los 16 minutos, que se escuchan en un suspiro.
Teniendo en cuenta mis preferencias, Something es la mejor canción del albúm, Oh! Darling, Because y el medley completo, le siguen en este orden.
Caso aparte merece la excelente Here Comes the Sun, donde comienza a notarse el cambio de estilo de George Harrison, que daría sus mejores frutos en el maravilloso albúm en solitario All Things Must Pass.
En definitiva, un LP histórico, que perdura en la memoria de los que como yo, lo vivieron en primicia y, que sin duda, será un grato hallazgo para los que ahora lo encuentren.


© francisco javier costa lópez



Calificación:

miércoles, 26 de julio de 2017

13. Cómo Son las Portadas de Mis Vinilos Favoritos

The Beatles. Abbey Road. 1969.




Último de los long play de estudio, grabados por The Beatles, cuya portada se convirtió en un ícono de la música pop, multitud de veces copiado para distintos fines y usos.
En el aspecto musical, cabe decir que es quizás su composición más elaborada, más elitista y de mayor calidad, con grandes temas totalmente aconjuntados tanto musical como vocalmente y, donde cabe destacar 2 composiciones del genio George Harrison (siempre en la sombra, parece ser que voluntad propia): Something y Here Comes the Sun, que se convirtieron rápidamente por derecho propio en 2 himnos para la juventud de los 70.
Something es un tema suave, donde se idealiza un amor, con voz y solos de guitarra (como es costumbre en las canciones compuestas por él) interpretados por un Harrison en su mejor momento.
Here Comes the Sun es un canto al sol y a la vida, una letra sencilla y una guitarra acústica, que en manos de Harrison, vertía todo su ritmo a esta canción, para hacerla como queda dicho, un estandarte de la juventud de aquellos años, inmersa en grandes cambios socio-políticos, con la Guerra del Vietnam de fondo, el movimiento hippie, el mayo del 68 francés y el rechazo de las generaciones anteriores.

© francisco javier costa lópez




Calificación:

9. Miremos el Arte

Marcel Duchamp. Dadaísmo. Un Ruido Secreto (À bruit secret).







Un ruido secreto (À bruit secret. 1916)

Ready - made de Marcel Duchamp (1887 - 1968)

martes, 25 de julio de 2017

8. Miremos el Arte

Pintura.
Antonio Nicolás Reverte. Pintando de Color el Blanco y Negro.





El hombre tiene cinco sentidos, eso todos lo sabemos. Pero algunos, tienen un sexto sentido y, eso lo desconocemos la gran mayoría. Multitud de personas a lo largo de la historia, han dispuesto de una sensibilidad especial para desarrollar aquello en lo que empeñaron todos sus conocimientos o habilidades y que han supuesto un progreso evidente para la ciencia, técnica y otras cuestiones de las cuales, ahora, todos disfrutamos. El arte en general, no es una excepción, y el artículo que en este momento les escribo, cuando menos, les sorprenderá y no les dejará indiferentes.
Y puesto que al principio aludía a los sentidos, diré que la vista, es el sentido más importante que el ser humano posee. Aristóteles, ya afirmaba rotundamente la importancia que para los humanos tiene la vista. No es necesario decir que la afirmación de tan ínclito personaje, no tiene que ser un dogma de fe, pues cada uno pensará en ello, seguramente con resultados dispares. Consultadas diversas informaciones, sobre todo en la web, el 95% de los españoles dicen que la vista es el sentido más importante para ellos.
Pero siendo él, el más importante, también es el más fácil de engañar, por ejemplo, por el cine.
Adentrémonos en el tema que quiero mostrarles.
Antonio Nicolás Reverte, pintor murciano, tiene ese sexto sentido que le permite idealizar el color, con el que dotar y embellecer elementos monocromos, que solo conocemos en blanco y negro. Y esto solo puede existir en la fotografía y su posterior aplicación al cine, y de ahí, precisamente del cine al que tanto adoro, es donde ha rebuscado, para pintar de color el blanco y negro, escenas del cine clásico que duermen en la retina de quien a poco, se considere mínimamente un entusiasta del séptimo arte.
Voy a proponerles un viaje a través del tiempo, con una duración de 100 años (1862 - 1962), en el que veremos distintos fotogramas de películas en blanco y negro y su homologa pintura a color, según la sensibilidad y expresividad de los pinceles de Antonio Nicolás.
Un mundo que se nos ofrece en color, tiene dificultad de ser concebido en blanco y negro, si no fuera por el Photoshop y resto de acólitos, que lo hacen automáticamente, pero que necesitan de conocimientos técnicos superiores, cuando se trata de hacerlo a la inversa.
Pero cuando el pasado 8 de julio, asistí a la inauguración de la exposición de la que ahora les dejo un montaje, quedé gratamente sorprendido por el color de los lienzos. Conozco y he visionado varias veces, cada uno de los títulos de donde nuestro pintor, ha elegido esas improntas para dotarlas de una vida nueva, por que no dudo, que esas imágenes han alcanzado una nueva dimensión: la realidad. Y es realidad, porque la realidad es vida, y la vida no se entiende sin la magia del color. Si alguno de los incluidos en estos preciosos, precisos y delicados lienzos, pudiera verlos, podría asegurar sin dudarlo, que Antonio Nicolás Reverte, estuvo allí. ¿Es cierto Antonio? Me cuesta creer que no.


Exposición en el Club Naútico Mar Menor de Los Alcázares (Murcia)
8 de julio a 13 de agosto de 2017






























Como puede verse, mis apreciaciones, quedan cortas, ante tales pinturas, que reflejan el talento de su autor.

BREVE RESEÑA AUTOBIOGRÁFICA

Nací en Puente Tocinos (Murcia), el 5 de abril de 1961, y soy diplomado en Relaciones Laborales y en Dirección y Administración de Empresas desde 1990 y, hasta la fecha desarrollo esta actividad de forma autónoma, como asesor laboral, fiscal y contable.
Paralelamente, trabajo como pintor.
Desde niño empiezo a tener predilección por el dibujo y la pintura, pasando mi infancia con el objetivo de aprender a dibujar y pintar, realizando mis cuadros con carbón y con lápices de colores. A los 14 años descubro el óleo, las acuarelas y el pastel y, comienzo las prácticas con estos medios, aunque definitivamente me quedo con el óleo.
A lo largo de mi vida, he realizado unas 20 exposiciones individuales de pintura, de forma privada para amigos y conocidos.
En el año 2014, realizo mi primera exposición de forma pública en la Galería de Arte Babel de Murcia, titulada “El tiempo de Salzillo”, en la que expongo diez óleos, basados en las imágenes procesionales del escultor Francisco Salzillo.
A raíz de esta exposición, me doy a conocer públicamente por la prensa y revistas de arte, me surgen nuevos proyectos para exponer en Salas de Ayuntamientos y Galerías.
En el año 2016, realizo mi primera exposición internacional en San Diego, en la Casa de España y, en la Galería de Arte, Celebration Fine Art Gallery, titulada “Classic Movie Renditions” basada en la creación de obras que se fundamentan en la transformación de escenas de películas en blanco y negro del cine clásico, mediante el uso del color de la pintura al óleo, añadiendo su propia perspectiva.
En Murcia, a 30 de junio de dos mil diecisiete.

ANTONIO NICOLÁS REVERTE