domingo, 9 de marzo de 2008

13. Y Tú ¿Qué Dices?

Alto

Aunque alto te veas, no te empines, porque es condición de ruines.


Anónimo

9. Afiches

John McTiernan. The Hunt For Red October (La Caza Del Octubre Rojo). 1990.



Abajo, una escena de la película, enmarcada más bien en el género de la ciencia-ficción, donde el gran Sean Connery, interpreta con gran credibilidad, a un almirante de la Armada Rusa que quiere desertar y entregar un moderno submarino, a E.E.U.U.




Calificación:

8. Afiches

El Cine De Submarinos.

El cine, ha tratado con desigual fortuna por cierto, el tema de los sumergibles a la hora de plasmar en imágenes sus peripecias o historias, quedando casi relegado al género bélico, en principio como medio propagandístico y después de la terminación de la segunda gran guerra, como medio de contarnos las hazañas de unos y las desgracias de otros. Como sería casi imposible en este corto espacio hacer mención a todas, he seleccionado solo algunas, que sin grandes pretensiones, eran lanzadas al público por la máquina de hacer cine que es nuestro querido Hollywood. Este es el caso de Torpedo (1958), Destino Tokyo (1943), y las más modernas Marea Roja (1995) o la archiconocida A la caza del Octubre Rojo (1990), por nombrar unas pocas, donde en las más antiguas siempre ganan los buenos, y en las modernas, se mezclan otras tramas más actuales, como sabotaje, o incluso ¡válgame!, la deserción de la Armada Rusa, a la Armada USA...
Caso aparte, es la película que mejor recrea la crudeza de la vida militar en un sumergible de guerra: El Submarino (1981), larga película que cuenta casi testimonialmente la singladura de un U-Boot alemán.
Al margen del cine, otros aparatos derivados del submarino, como el batiscafo, han prestado servicios al hombre que van desde la investigación de los fondos marinos, al rescate de personas o naves hundidas, tema también, cómo no, recurrido por el cine, siendo quizás una de mis favoritas en ese sentido Abyss (1989), de James Cameron.













Calificación: