POESIA PERSONAL

Currículum mortae



No conozco la muerte.

No la he visto nunca

salvo en la vida de otros;

pensando discurren mis días

en que la muerte es lejana,

melodía de una canción

que para mi no está escrita.


Hay un precipicio,

donde todo es silencio,

donde el más lírico pajarillo,

el corazón más fuerte

y el alma más blanca,

no saben de vida

refugiados en una muerte segura.


Debe ser, porque no encuentro

vida en la vida,

cuando la vida es sólo muerte

y la muerte una nueva vida.



09.06.2006 derechos reservados © francisco javier costa lópez