viernes, 16 de enero de 2009

5. Busca Tus Latitudes Morales

No Olvides





No olvides respirar, comer, reír, trabajar y descansar, jugar una partida de dominó con los amigos, enfadarte cuando haga falta, alegrarte también, con las alegrías de los demás. No olvides emocionarte, llorar si es preciso, cantar, bailar, sudar en el trabajo, ayudar al compañero, dar una limosna sin importar para que, reflexionar sobre las cosas importantes, aceptar los errores, conversar con los amigos, escuchar a tus hijos, pasear con tu esposa a la luz de la luna.
Recuerda ver el amanecer de vez en cuando, volver a empezar cada día, y recuerda todo lo que a mí se me olvida y es importante en tu vida.
Pero no olvides jamás, que eres humano y llegará un día en que no serás nada, ni nada tendrás, ni nada podrás llevarte: te irás como viniste, sin nada, con la única diferencia de que viniste sin nombre y sin hechos, y te irás con nombre y con hechos; tu nombre como el de tantos y tantos, pasará al olvido, y sólo quedarán los hechos. Cuida de que ellos, te hagan un hombre simplemente bueno.


© francisco javier costa lópez