domingo, 7 de febrero de 2010

Y tú ¿qué dices?

No estéis pesarosos de que nadie os conozca; trabajad para haceros dignos de ser conocidos.

Confucio