jueves, 1 de febrero de 2007

PRESENTACION

Corren tiempos, en que la velocidad de los sucesos, de los aconteceres diarios, dejan poco espacio para poder asegurar que somos humanos, o por lo menos, lo intentamos.

Buscamos la rapidez en cualquiera de nuestras actividades, tenemos la prisa grabada en nuestra piel, y maldecimos lo que nos descoloca frente al tiempo, sean personas o no.

Es curioso ver, quien se informa... leyendo el periódico en tres minutos, o explicándole al agente de turno, que su exceso de velocidad se debe a la prisa...Claro, que alguno, un tanto indispuesto con esto de la velocidad y su relación con los temidos puntos, dirá que es culpa del gobierno. Y si a eso vamos, que no es culpa de ellos, porque hoy más que nunca se vive la política, como si la política fuera nuestra vida, y eso, amigos, es craso error. Y si no, digánme, queridos, en un país como el nuestro, capitalizado hasta la médula, por ejemplo, a quién le importa que suba el gasoil. Un amigo me dice, que a él, le da lo mismo, pues siempre reposta 30€. Y en esto estamos, en la indiferencia que genera, el vivir hoy en día.

Pero existen cosas, cuestiones, que deberían tener más protagonismo en nuestras vidas, y que por diversas circunstancias quedan relegadas a términos de naderías, minimizando los aspectos de la persona, casi a una estructura robótica.

Despojémonos de tantas y tantas cosa que nos encorsetan, y mostrémonos modestamente humanos, en el sentido amplio de la palabra, y en el sentido de que ello, nos aportará beneficios más íntimos, que el criticar al político de turno. Ellos tiene bastante con sus enfrentamientos, cada vez más lejos de la concrección, el humanismo y el verdadero respeto al electorado. Que sería de ellos, sin Uds., que libremente, los eligieron, no para pelearse, sino para defender las necesidades básicas, que paradójicamente, son de las que más carecemos.

Hablemos pues, si Uds. quieren, de cine, de música o de poesía, objetivos prioritarios de este blog, que hoy inicia su andadura, desde Murcia (latitud 38 norte), España. (En las fotos, la bandera regional de Murcia, y el más emblemático monumento de la ciudad: La catedral, con su famoso pórtico barroco y la gran torre de 95 mts. de altura.)

Periódicamente. iré dejando alguna que otra poesía de mi autoría, así como recomendaciones tanto de cine como de música.